Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

PP y Vox, contrarios a eliminar la bolsa de plazas y prohibir el aquiler turístico en unifamiliares urbanos

Tampoco prosperó en el Pleno del Consell de Ibiza la propuesta del PSOE de ampliar el perímetro del decreto de excesos que reclamó el PSOE en una moción sobre el PIAT que logró unanimidad en algunas obviedades sin efectos prácticos
pp vox favor plenoconsell
pp vox favor plenoconsell

Ni eliminar las bolsas de plazas, ni prohibir el alquiler turístico en edificios unifamiliares en suelo urbano, ni ampliar el turismo de excesos. Esta fue la postura del Partido Popular en la moción sobre el Plan de Intervención de las Actividades Turísticas (PIAT) defendida el viernes en el Pleno del Consell de Ibiza.

PP y Vox votaron en contra de eliminar la bolsa de 9.000 plazas turísticas actualmente congeladas, tal como solicitó el PSOE en una moción sobre el PIAT que fue votada por puntos por el acuerdo alcanzado en torno a algunos de ellos. Unidas Podemos votó en bloque con el PSOE.

El vicepresidente y conseller de Ordenación Turística, Mariano Juan, no entró a valorar el fondo de la cuestión. El argumento de su oposición se basó en la forma, en tanto que una decisión de este calado ha de ser tomada precisamente por el propio PIAT, después de la fase de diagnóstico y la de participación ciudadana.

Recordó, además, que en la actualidad hay una moratoria de plazas que impide la autorización de nuevas. El portavoz socalista, Josep Marí Ribas Agustinet, insistió en que «entendemos que no podemos permitir más crecimiento de plazas en Ibiza».

Alquiler turístico

PP y Vox también tumbaron la propuesta del PSOE de prohibir el alquiler turístico en edificios plurifamiliares y en viviendas unifamiliares. Mariano Juan destacó que el alquiler turístico en edificios plurifamiliares está prohibido a través de la zonificación contemplada en la Ley General Turística y que la modificación del PTI aprobada inicialmente en el mismo pleno prohíbe esta actividad en suelo rústico, por lo que la única incidencia efectiva de la propuesta de acuerdo sería sobre el alquiler turístico en edificios unifamiliares en suelo urbano, modalidad que el PSOE también quiere erradicar y que el PP deja para el PIAT. «No podemos condicionar su redacción de esta manera, aunque es obvio que incorporará criterios políticos», avanzó Juan. 

Tampoco salieron adelante gracias a la mayoría absoluta del PP, ya que Vox se alineó con PSOE y Unidas Podemos, el punto favorable a ampliar el decreto del turismo de excesos, algo que el mismo día reclamó la Asociación de Hoteleros de Sant Antoni en su asamblea anual y sobre la que también se ha mostrado favorable el alcalde de Sant Antoni, Marcos Serra, también del PP.

Redundantes

El PP tumbó los puntos relativos a los planes de circularidad, la implantación de camas elevables y la mejora nergética de los establecimientos hoteleros, aspectos que ya están contemplados en la Ley General Turística y, por lo tanto, son redundantes.

Plazos

Hubo acuerdo unánime en la puesta en marcha del PIAT, algo lógico en tanto que el Consell ya ha licitado la adjudicación de su redacción en la que empezó a trabajar la pasada legislatura, después de que el PSOE aceptara ampliar el plazo propuesto de tres meses a seis y cambiar aprobación inicial por fase de diagnóstico. «Siempre que no haya recursos», advirtió Mariano Juan. Disponer de un PIAT es un obligación legal.

Saturación o no

PP y Vox apoyaron el punto que establece que «el Pleno del Consell de Ibiza acuerda que el PIAT determinará la saturación o no de algunas actividades en ciertas zonas turísticas, eliminando o impidiendo la instalación de ciertos negocios turísticos que, debido a su volumen y la actividad musical asociada, deben ser prohibidos» cuya redacción en realidad no supone ningún compromiso efectivo y se trata de un brindis al sol.

Obviedades

«Un modelo turístico que sea respetuoso con nuestro entorno natural y con nuestras costumbres, tradiciones y forma de vida. Los ibicencos siempre hemos sido hospitalarios, pero los comportamientos irrespetuosos, especialmente en los espacios públicos, deben estar regulados por ordenanzas y normativas que los impidan» y «un transporte público con suficientes servicios y frecuencias para que los visitantes tengan una alternativa a los desplazamientos en vehículos individuales» también recibieron el apoyo de todos los grupos, ya que no tendría sentido un voto contrario a ambas obviedades. 

Scroll al inicio
logo bandas