Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

JURADO POPULAR

Reconoce haber apuñalado mortalmente a un hombre en Ibiza para defender a su hermano de una paliza

El presunto autor, de 40 años, ha confesado el homicidio "accidental", acaecido en octubre de 2021, en el transcurso del juicio que se ha iniciado hoy en Palma
Con 5
El juicio se celebra en la Audiencia Provincial en Palma.

Un hombre ha reconocido este lunes, ante el Jurado Popular que le juzga, ser el autor material de la puñalada mortal que mató a otro en Ibiza en octubre de 2021. Y que actuó así después de que la víctima, junto a otra persona, presuntamente propinara una paliza a su hermano.

En la sede de la Audiencia Provincial de Baleares, en Palma, ha arrancado este lunes el juicio por unos hechos ocurridos hacia las cuatro de la madrugada del 12 de octubre de 2021 en Ibiza.

El acusado, de 40 años y nacionalidad uruguaya, ha reconocido que esgrimía el cuchillo, pero en su descripción de los hechos ha dado a entender que el apuñalamiento fue accidental. La defensa plantea una eximente completa por defensa legítima de un tercero. Por su parte, la Fiscalía pide para él 15 años de cárcel por homicidio

En el banquillo se sienta otro hombre, de 45 años y nacionalidad rumana, amigo del fallecido, también rumano. Sobre este segundo acusado recae una imputación por lesiones con instrumento peligroso por la paliza al hermano del presunto homicida. La fiscal pide cinco años de prisión.

En su declaración en el juicio, el hombre ha explicado que se encontraba con su hermano en su vivienda cuando éste le dijo que bajaba a comprar tabaco. Minutos después oyó los gritos y al asomarse al balcón vio que estaban pegando a su hermano con una barra de metal. «En ese momento me quedé totalmente enajenado», ha contado, admitiendo que recogió un cuchillo de cocina porque pensaba que «lo iban a matar».

Según su versión, no tenía «intención de matar a nadie» sino de ahuyentar a los agresores: «Sólo quería sacar a mi hermano de ahí». No pensó en llamar a la Policía porque se volvió «loco». «Perdí la cabeza en ese momento», ha confesado.

Al llegar a la calle vio al coacusado manteniendo a su hermano «contra un coche» y «una sombra» se le echó «encima». Así, ha asegurado que se agachó –ha escenificado el gesto, con las manos algo levantadas– y en ese momento escuchó un quejido.

De esta manera ha dado a entender que el apuñalamiento fue accidental, insistiendo en que no fue consciente de haber herido al otro hombre, al que no había visto «nunca» antes. De hecho, ha declarado que no vio sangre, que volvieron a subir al piso y que se dio cuenta horas después de que tenía el cuchillo en el bolsillo. Siguiendo con su relato, se asustó y lo arrojó al costado de un contenedor, pero más tarde lo contó a la Policía y acompañó a los agentes hasta el lugar.

Igualmente, ha apuntado que su hermano le explicó que el motivo de la agresión había sido una deuda de droga.

 

Scroll al inicio
logo bandas