Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cerco al incivismo en Sant Antoni

El Ayuntamiento instala cámaras que serán monitorizadas por la Policía Local en cinco puntos de recogida de residuos para evitar malas praxis y reducir los vertidos incontrolados
IMG Cameres videovigilancia 52902
IMG Cameres videovigilancia 52902

El Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany ha instalado cámaras de videovigilancia que ya están en funcionamiento en cinco puntos de recogida de residuos ubicados en zonas periurbanas del municipio para controlar los vertidos incontrolados.

La concejala de Medio Ambiente, Limpieza y Playas, Pepita Torres, y el concejal de Sant Rafel, Marcos Roig, han mostrado el funcionamiento del proyecto en el punto de contenedores situado en el hipódromo de Sant Rafel, donde se ha instalado una de las cámaras. “El proyecto lo iniciamos en la pasada legislatura y el objetivo es intentar reducir significativamente los vertidos incontrolados, especialmente voluminosos, en estos puntos negros, así como aumentar la calidad del servicio, ya que si se reducen estos vertidos se podrán destinar más efectivos a otras tareas de recogida”, ha explicado Torres, que ha destacado que el nuevo sistema de vigilancia también “es una medida disuasoria y preventiva” para evitar estos vertidos y conseguir un mayor cumplimiento de la ordenanza municipal.

Sanciones de hasta 30.000 euros

En este sentido, la concejala ha detallado que las cámaras están conectadas directamente con la Policía Local de Sant Antoni, que contará con este recurso para, en caso de incumplimiento, identificar a los autores de las infracciones o las matrículas de los vehículos para poder aplicar el correspondiente procedimiento sancionador, que en función de la tipología de los residuos puede llegar a cantidades de hasta 30.000 euros.

Los concejales Marcos Roig y Pepita Torres, durante la presentación de los nuevos dispositivos.

Este sistema de vigilancia y prevención de vertido de residuos se ha llevado a cabo a través de una subvención del Consell Insular d’Eivissa y ha contado con una inversión de 18.000 euros. En concreto, las cámaras se han situado en la zona de los Bomberos, en la calle Garrovers de ses Païsses, en Can Guillamó, en el hipódromo de Sant Rafel y en es Taulell (carretera Sant Rafel – Forada).

Junto a esta instalación, el Ayuntamiento también ha procedido a la adecuación del espacio donde se ubican los contenedores mediante la nivelación y relleno con árido reciclado. El proyecto, además, se complementará con una campaña informativa y de concienciación, incluida también en la subvención del Consell.

Scroll al inicio
logo bandas