Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CONSEJO DE NAVEGACIÓN PUERTO DE IBIZA

Las peticiones de la náutica deportiva a la nueva Autoridad Portuaria de Baleares

La patronal náutica de la Pimeef se suma al voto de confianza del Náutico de Ibiza y espera que acabe el sistemático abandono actual
  • Van der Hooft: "Acordamos hace dos meses entre todos modificar el plan de contingencia del Club Náutico y todavía no nos han contestado"
sanz canals
Javier Sanz, primero a la izquierda, junto a Vicent Canals, director del Club Náutico de Ibiza, y a Ramón van der Hooft, de Pimeef Náutica.

Al igual que el Club Náutico de Ibiza, la patronal de la náutica deportiva integrada en Pimeef presidida por Ramon van der Hooft, afeó al presidente de Autoridad Portuaria de Baleares, Javier Sanz, el comportamiento de sus predecesores al frente de la entidad que preside porque es muy «frustrante el sistemático silencio administrativo» de una administración que, por sorprendente que parezca, «es difícil que te conteste». Al mismo tiempo, agradeció el cambio de talante que ha supuesto la llegada de Sanz al cargo, a quien la patronal da un voto de confianza en tanto que hombre de mar como presidente de la Real Federación Española de Vela y como ex presidente del Real Club Náutico de Palma.

«El nuevo presidente es un soplo de aire fresco que necesitábamos. Nos aseguró estar muy dispuesto a estudiar todas nuestras peticiones. Es un mensaje de esperanza. La sensación es muy positiva y parece que hay mucha predisposición a cambiar las cosas», ha señalado a La Voz de Ibiza el también CEO de Boating Group, empresa con cuatro cabezas: alquiler náutico con más de 20 lujosas embarcaciones, tanto de su propiedad como de terceros, mantenimiento de embarcaciones a través de Servinautic, la gestión integral de la embarcación de sus clientes para que solo se preocupen de navegar y la distribución en exclusiva para Baleares del astillero Vanquish.

Plan de contingencia

Un ejemplo de lo que está denunciado la Asociación de Náutica de Ibiza y Formentera integrada en Pimeef es el plan de contingencia en vigor para el Club Náutico de Ibiza fruto de la desafortunada decisión de eliminar el abrigo para la dársena deportiva y utilizar pantalanes flotantes para amarrar la flota que consiste en reservar 100 amarres en Marina Botafoc durante ocho meses para trasladar las embarcaciones cuando haya temporal de levante.

Todos los actores afectados por la medida que forman parte del Comité del Plan de Contingencia han acordado que el plan esté activo seis meses, de noviembre a abril, en lugar de ocho, de septiembre a abril, y que las 100 embarcaciones afectadas amarren en Botafoc durante la vigencia del plan para evitar el trasiego de trasladarlas en caso de necesidad. Sin embargo, Autoridad Portuaria no mueve ficha a pesar de que «es muy fácil, se trata de cambiar la redacción de un artículo y no requiere inversión».

Han suscrito el acuerdo, la patronal, el CNI, la concesionaria de Marina Botafoc (Ocibar), los prácticos, el capitán marítimo y el director del puerto de Ibiza, Ignacio Revilla. «Hace dos meses que enviamos la nueva propuesta a Jorge (Nasarre, director de APB) y aún no nos ha contestado», ha lamentado Van der Hooft.

Esta medida afecta al chárter náutico y a la náutica deportiva privada ya que priva a los usuarios de Botafoc de dos meses útiles para hacer negocio o navegar. «Estamos todos de acuerdo», ha enfatizado.

Subastas

A la falta de respuestas a sus peticiones, se suma la crítica el afán recaudatorio detrás de los concursos por pocos años que solo priman el canon por delante de los proyectos empresariales y cuyo incremento de tarifas al final acaban pagando los usuarios. «Nos dijo (Javier Sanz) ser consciente de la aberración», ha explicado el empresario, quien espera que «haya un cambio en las patatas calientes de los próximos concursos».

Varada

En cuanto al Plan Especial del Puerto de Ibiza, a cuya inminente aprobación inicial se ha comprometido el alcalde de la ciudad, Rafa Triguero, y del que desconoce los detalles, Van der Hooft espera que contemple una ampliación de la superficie de varada y que reserve unos 25.000 metros cuadrados y que sea gestionada por dos concesiones, una para esloras más grandes y otra para más pequeñas en régimen abierto para que pueda trabajar la industria náutica.

Muelle para chárter

También reclama un pantalán para chárter como tienen todos los puertos de Baleares. «Donde hay más actividad chárter es donde no tenemos un muelle exclusivo», ha lamentado. La ubicación ideal, a su parecer, es donde atraca ahora el tráfico entre Ibiza y Formentera, ya que la ciudad se beneficiaría del «turismo de calidad» que alquila chárteres.

El objetivo de disponer de unos muelles exclusivos es disfrutar de unas tarifas más ventajosas que faciliten la sostenibilidad del sector.

Plan Especial

La patronal náutica también reclama una marina seca al Plan Especial que será como «una caja de sorpresas» porque no «nos enseñan nada».

El empresario también reclama a Autoridad Portuaria mayor sensibilidad y cercanía, y que haya más interlocución que un Consejo de Navegación al año y más actos en Ibiza. «Deberían tenernos más en cuenta porque aportamos mucho negocio a la Autoridad Portuaria», ha expresado.

 

 

Scroll al inicio
logo bandas