Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

TURISMO

Seis mujeres inglesas viajaron a Ibiza por sólo 12 horas: ¿valió la pena un ‘party trip’ tan breve?

Rebecca Rattcliff, de 38 años, propuso una espontánea y maratónica aventura a un grupo de cinco amigas y madres, a tiempo para volver a casa y llevar a sus hijos a la escuela a primera hora del lunes
amigas
Rebecca, sombrero en mano, con sus amigas en su viaje de 12 horas a Ibiza. (Foto: Rebecca Rattcliff/@0nlymums en Instagram)

Rebecca Rattcliff, una mujer inglesa de 38 años, propuso una espontánea y maratónica aventura a un grupo de cinco amigas y madres: en 12 horas, volar de Manchester a Ibiza, disfrutar de los encantos de la Isla, y todo a tiempo para volver a casa y llevar a sus hijos a la escuela a primera hora del lunes.

El medio británico Metro ha develado los detalles de esta curiosa historia. Según declaró Rebecca, la idea fue inspirada por otro viaje que hizo hace algunos años, cuando fue a Lanzarote por solo un día.

Ahora, las amigas tenían ganas de un party-trip, pero entre responsabilidades laborales y familiares,  no podían tomarse varios días para hacerlo, menos aún una semana entera. Apenas tenían un día, y tenía que ser un domingo. Ella tiene cuatro hijos y entre las seis amigas del grupo, son 16 los niños y niñas que tenían que estar en la escuela a primera hora del día siguiente.

Rebecca no dejó que eso la detuviera. Encontró en Skyscanner los pasajes de Ryanair a un precio muy accesible y se lo propuso a sus amigas. Todas estuvieron de acuerdo y fueron a disfrutar sus 12 horas de «el brillo del sol en Ibiza».

La mujer detalló cuál fue su ajustado itinerario: a la 1:30 tuvieron que despertarse para tomar el avión de Manchester a Ibiza a las 6. Tras ello, a las 10 hicieron un brunch en la ciudad, en Passion Café, y pasearon por La Marina.

Después, disfrutaron de la bahía de Sant Antoni y de una cena en Bresca.

Cómo sacar el máximo provecho de solo un día en Ibiza: la experiencia de las seis amigas británicas

Finalmente, vieron el atardecer en Café Mambo y volvieron al aeropuerto. A la 1:15 del lunes, ya estaban en tierras británicas, y a las 6:30 despiertas para acompañar a los escolares a empezar la semana.

Los costos de traslado fueron de apenas 34 libras, casi 40 euros.

Pero, ¿valió la pena la maratón? Rebecca no lo duda: «Fuimos bendecidas con buen clima, no había ni una nube en el cielo».

«Fue una gran jornada. Pasé tiempo en la hermosa compañía de mis amigas y pudimos hacer juntas un viaje de mamás», declaró a Metro.

Y aseguró: «Te sientes totalmente renovada después de 12 horas bajo el sol de Ibiza».

 

 

 

Scroll al inicio
logo bandas