Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CRISIS

Llorenç Córdoba amenaza con romper su acuerdo parlamentario con el Partido Popular

El presidente del Consell y diputado de Sa Unió asegura en un comunicado que "me planteo seriamente dejar de apoyar incondicionalmente al Govern balear del Partido Popular"
sagreras cordoba
Sebastià Sagreras, portavoz del Grupo Popular, y Llorenç Córdoba el día que suscribieron el acuerdo por el que el diputado de Sa Unió apoyó la investidura de Prohens.

Sin avisar a sus socios de gobierno y sin dar más explicaciones, el gabinete de prensa del Consell de Formentera ha enviado a las 17:23 horas de lunes la siguiente comunicación del presidente de la institución y también diputado autonómico adscrito al Grupo Mixto: «Yo, Llorenç Córdoba, como persona pública y privada, y como presidente del Consell Insular de Formentera, representando a todas las mujeres y hombres de esta isla, y sin adscripción a ningún partido político, en estos momentos de incertidumbre política, me planteo seriamente dejar de apoyar incondicionalmente al Govern Balear del Partido Popular».

Detrás de esta estrategia emprendida en solitario por el diputado por Formentera, estaría la baja inversión territorializada contemplada en el proyecto de presupuestos que se está tramitando en el Parlament. Y es que en el capítulo de inversiones territorializadas, Formentera recibirá únicamente 103.688 euros, lo que supone un 69% menos que el año pasado cuando se presupuestaron 335.576 euros.

Llorenç Córdoba siempre ha hecho gala de su no adscripción política, ya que es independiente tanto del Partido Popular como de Sa Unió, las dos formaciones que concurrieron a las elecciones en coalición y de que su voto es decisivo para configurar mayorías en el Parlament.

El voto del diputado por Formentera era clave para evitar que el bloque de la izquierda derrote al PP en el caso de que se abstenga Vox. PP suma 25 diputados, por 26 de PSOE, Més per Mallorca, Més per Menorca y Unidas Podemos.

La salida del Grupo Vox del diputado menorquín Francisco José Cardona Vidal no ha restado capacidad de influencia al diputado de Formentera, ya que PP y Cardona sumarían 26, frente a los 27 que sumarían la izquierda y Llorenç Cardona.

Siempre en el caso de que Vox se abstuviera, ya que con el voto contrario de Vox, el Partido Popular pierde aun contando con el voto favorable de Córdoba.

El Partido Popular de las Islas Baleares y la coalición Sa Unió de Formentera han suscrito un acuerdo de investidura del único diputado de Formentera, Lorenzo Córdoba.

Tanto el Govern como el Consell Insular de Formentera han acordado establecer una mesa de trabajo equitativa con el objetivo principal de llevar a cabo, de manera prioritaria, un análisis técnico-económico que evalúe el incremento de costos que deben afrontar los habitantes de Formentera debido a la triple insularidad en todas las modalidades de transporte de mercancías.

Además, se ha decidido establecer un programa de inversiones a cuatro años basado en el impuesto de turismo sostenible para la recuperación y preservación del legado histórico-cultural y vitivinícola de la isla como un elemento adicional atractivo de la propuesta turística de Formentera.

Establecer como obligación solicitar informe preceptivo no vinculante al Consell de Formentera, sin importar los informes preceptivos existentes, es otro de los acuerdos alcanzados entre el PP y Sa Unió, en relación a todas aquellas iniciativas legislativas o reglamentarias que puedan tener un impacto directo en Formentera.

El acuerdo abarca un total de 20 puntos, entre los cuales se destaca el compromiso de ambas formaciones para resolver los gastos adicionales que implica la doble e incluso triple insularidad de Formentera. Para ello, se iniciará un estudio que proponga medidas objetivas para hacer efectivo el principio de equidad y solidaridad entre todos los ciudadanos de las Islas Baleares.

Desde Sa Unió han expresado: «También hay un compromiso entre Consell y Govern para hallar una solución a los problemas de tratamiento de aguas residuales, de manera que las aguas depuradas puedan ser enviadas en condiciones adecuadas a la balsa de riego» para su reutilización, algo que ahora no es posible debido a la alta salinidad.

En cuanto al turismo, el pacto implica la formación de un programa de promoción turística que considere las peculiaridades de Formentera, fomentando nuevos mercados e implicando a las compañías de la industria, además de elaborar un esquema de inversión en las áreas turísticas principales de la isla, principalmente en es Pujols, Sa Roqueta, Ca Marí y es Cupiná.

A su vez, PP y Sa Unió se comprometen a explorar alternativas para ampliar el terreno industrial de la isla y dar espacio a las demandas de las compañías locales.

Además, harán todo lo que esté a su alcance para que los servicios estatales de la Administración General establezcan sucursales en Formentera, y llevarán a cabo y solicitarán todas las medidas necesarias para garantizar una demarcación justa que equilibre la protección de las zonas costeras y las actividades humanas en la costa y en el litoral.

Otros puntos incluidos en el pacto para la investidura de Prohens son la promoción de vivienda pública, la configuración de un nuevo acuerdo de carreteras, la solicitud a la Autoridad Portuaria de una reorganización del puerto de la Savina, mejoras en la planta desaladora, el desarrollo de las infraestructuras planeadas en el plan de residuos y la demanda al Estado de la financiación del transporte marítimo de residuos entre Formentera e Ibiza.

El compromiso de ofrecer ayuda técnica y financiera para mejorar la financiación en s’Estany des Peix, incluyendo la mejora de rampas y la creación de puertos secos, un plan de restauración de la calidad del agua y la vida marina en esta área, son otros de los puntos que complementan el acuerdo, así como un plan de recuperación y promoción de especies nativas de la isla y una mejora en la atención primaria a través de la construcción de nuevas instalaciones sanitarias y la mejora de las ya existentes.

Finalmente, se pedirá respaldo al Gobierno para adquirir una embarcación de respuesta rápida de rescate marítimo con sede en Formentera, implementar lo más pronto posible gratuidad y universalidad de la educación de 0 a 3 años, garantizar los servicios de comedor y transporte escolar en todos los centros educativos de Formentera, renovar los colegios de la Mola y Mestre Lluis Andreu y ampliar el Instituto Marc Ferrer, e instar al Parlamento balear a solicitar a las Cortes Generales que se modifique la Constitución para que Formentera tenga un senador propio.

Scroll al inicio
logo bandas