Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

CRISIS EN FORMENTERA

La expulsión de Alcaraz reaviva el laberinto de la gobernabilidad de Formentera

Sa Unió se reúne el viernes por la tarde y aplaza cualquier movimiento hasta que se produzca la expulsión del gobierno del líder del PP de Formentera, José Manuel Alcaraz
WhatsApp Image 2024 02 14 at 20.00.02
Oscar Portas, Llorenç Córdoba y Verónica Castelló, durante el Consell d'Entitats en el que se votó Formentera.eco.

La expulsión de José Manuel Alcaraz del gobierno del Consell de Formentera anunciada por sorpresa el viernes por la mañana por Llorenç Córdoba reaviva la encrucijada de la gobernabilidad de la institución.

Cuando parecía que la anormalidad de un gobierno formado por un presidente no adscrito junto a ocho consellers de Sa Unió iba a ser la fórmula a seguir durante los tres largos años de calvario que quedan hasta el final de la legislatura, la retirada de las competencias de Promoción Económica y Administración Insular al también portavoz del equipo de gobierno y la intención de Córdoba de redistribuir las competencias entre los miembros de su gobierno obligan a Sa Unió, a las ejecutivas de los partidos que conforman la coalición, y a los siete consellers restantes a tomar una decisión, cuando menos compleja.

Dimisión

Si se mantienen fieles a Alcaraz, deberían dimitir para evitar que Córdoba se salga con la suya. Y si dimiten, ésta debe ser aceptada por Córdoba, ya que el presidente tiene esta potestad para evitar quedarse sin junta de gobierno, órgano imprescindible para garantizar el funcionamiento de la institución. 

Y si aceptan sin consecuencias la expulsión del jefe de filas de la coalición, además de la victoria política del presidente no adscrito, supondría una vuelta de tuerca más en este despropósito: un gobierno en minoría, formado por un presidente no adscrito y siete consellers de Sa Unió, cuyo portavoz no tendría competencias después de haber sido despojado de sus atribuciones y, por lo tanto, de su salario.

Además, Alcaraz no puede compatibilizar su cargo como conseller sin cartera con su trabajo como funcionario de la institución, lo que no es un asunto menor para una economía familiar.

Sin movimiento

De todo ello, han hablado esta tarde los consellers de Sa Unió, según ha confirmado a La Voz de Ibiza el designado portavoz desde que estalló a la crisis a finales de noviembre, Óscar Portas.

Salvo cambios de criterio, no se espera una decisión hasta que el presidente haga efectiva la retirada de las competencias.

Queda un fin de semana largo de elucubraciones, llamadas, análisis e hipótesis.

La oposición

Mientras GxF y PSOE asisten a la voladura de la derecha sin dar muestras de querer formar parte de un cambalache que desatasque el laberinto, sin con un gobierno en minoría de Sa Unión, ni con un gobierno de la izquierda con Córdoba, ni con un gobierno de concentración sin Córdoba, una suerte de tránsfuga de segundo grado dada su condición de independiente.

Todo ello, con el esperpento de la crisis de Vox Baleares todavía fresca en la retina.

Scroll al inicio
logo bandas