Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

TRANSPORTE

La treta con la que Uber sortea la media hora de precontratación para competir por el mercado del taxi con VTCs

La media hora solo se cumple la primera vez que el cliente solicita el servicio, momento el que firma un contrato con cada uno de los titulares de las licencias
uber 003
Un vehículo de Uber en Ibiza en el primer día del servicio.

El presidente de la Federación Insular del Taxi de la isla de Eivissa (FITIE), Toni Riera, aseguró a La Voz de Ibiza que desconfiaba de que Uber cumpliera con la media hora de precontratación que obliga la normativa balear precisamente para evitar la competencia directa al sector del taxi. «Ya nos dijeron que ellos pueden manipular fácilmente la hora de contratación para simular que los servicios han sido solicitados con media hora de antelación», explicó Riera a este medio. 

La desconfianza del presidente de la patronal estaba justificada, ya que el primer día de operaciones de Uber en Ibiza ha servido para conocer que efectivamente la media hora de precontratación solo se guarda la primera vez que un usuario pide un servicio desde la aplicación.

Y no le hace falta manipular las horas para sortear esta limitación antiUber y, a su entender, cumplir con una norma que es en realidad papel mojado y que no requiere de la anulación de los tribunales para adquirir efectividad.

Trampa de Cabify

La treta diseñada por Cabify en primera instancia para sortear la precontratación de 15 minutos impuesta en Barcelona es aplicada por Uber en Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón y Baleares, las comunidades que infructuosamente introdujeron periodos de contratación con la idea de proteger al sector del taxi.

A través de una adenda a las condiciones generales, Uber establece que el usuario al solicitar el primer servicio formaliza un contrato anual con cada uno de los titulares de licencias con los que opera en las citadas comunidades. El contrato se renueva automáticamente, por lo que, siempre según Uber, a partir de esa primera solicitud no es necesario esperar 30 minutos tras la petición para prestar el servicio.

«Mediante la aceptación de estos Términos y Condiciones Específicos para la Solicitud de Servicios de Transporte VTC en Cataluña, Comunidad Valencia, Islas Baleares y Aragón a través de Uber, Usted estará concluyendo un contrato de transporte con duración de un año, renovable automáticamente por períodos de igual duración, con cada uno de los titulares de autorizaciones VTC incluidos en el Anexo a estos Términos y Condiciones. La legislación de estas Comunidades Autónomas exige un tiempo de espera entre dicha contratación del servicio y la prestación efectiva del mismo. Los titulares de las autorizaciones VTC incluidos en dicho Anexo han aceptado que los contratos de transporte antes referidos entre ellos y Usted surtan efecto en el momento en que Usted acepte estos Términos y Condiciones», señala el artículo que permite a Uber estar compitiendo con el sector del taxi a través de licencias de VTC.

Mismo servicio que el taxi

Como ha podido comprobar La Voz de Ibiza durante la primera jornada de operación de Uber en Ibiza, el servicio prestado es idéntico al de un taxi que es solicitado a través de una aplicación, salvo que el vehículo no es un taxi, que el precio es conocido de antemano y que la carrera se abona a través de la aplicación. 

Un portavoz de la compañía ha insistido a La Voz de Ibiza que Uber cumple con la legislación local, tal como aseguró el director general para España y Portugal Felipe Fernández de Aramburu, a través del esta estructura jurídica. «En ningún caso incumplimos la regulación, todo lo contrario», ha señalado. 

 

 

 

Scroll al inicio
logo bandas